Aragón 58

Nuestra historia

Más de 20 años lleva Aragón 58 dando de comer a los valencianos, 20 años en los que la familia Honrubia ha sabido mantener la calidad extrema en el producto y en la elaboración, más de 20 años viendo desfilar por nuestra barra y mesas a los mismos comensales. Ellos nos han hecho crecer día a día con su exigencia y fidelidad. Una fidelidad que exige compromiso, con el cliente y con el producto. Los dos pilares sobre los que se asienta nuestra filosofía hostelera. En este tiempo Aragón 58 ha evolucionado y progresado. Ya no es sólo una excelente marisquería sino un canto a lo mejor de la cocina mediterránea y al servicio con mayúsculas.

La barra

La barra de Aragón 58 ha apostado desde el principio por un producto de calidad. Aúna en un espacio tan simbólico la buena gastronomía y la buena conversación con un servicio eficiente, siempre enfocado al disfrute del comensal. La barra es el altar de nuestro restaurante, donde realmente se encuentra la esencia de la gastronomía española, su máxima y más divertida expresión. Es un hecho que en Valencia cada vez quedan menos barras y nosotros podemos decir que este establecimeinto cuenta con unas de las mejores y de las más solicitadas.

Aragón 58
Aragón 58

Los reservados

Si tienes idea de celebrar una comida o cena de negocios o un encuentro familiar o de amigos tenemos varios reservados a elegir según la cantidad de comensales. Intimidad y buena comida pueden ir de la mano de unos espacios espectaculares donde podrás sorprender a tus invitados o clientes. Contacta con nosotros pinchando en el botón inferior y te informamos de todas las posibilidades que tenemos.

¿Qué dicen de nosotros?

Aragón 58 es una canción de Cole Porter. Entra suave. Buenas gambas, buen tomate, buenos cortes de carne y una barra en la que divertirse con unos montaditos o un steak tartar

Daniel Borrás

En nuestras últimas visitas, mariscos y pescados de forma primordial, y siempre algún plato de cuchara, en especial con arroz, para el que tienen amplia provisión de recetas

alfredo argilés

Aragón 58 o cómo hacer las cosas rematadamente bien: honestidad, producto y culto a la restauración cuyo eje es la felicidad del comensal. Es el credo de la familia Honrubia

jesús terrés